Volver a trabajar me llevó a tener un Máster en Tetris

Conciliar no es tarea simple – en ningún caso.

En Octubre del año pasado decidí volver a trabajar. Malena tenía diez meses. Sabía que encontrar el puesto perfecto en el que pudiera compatibilizar ser madre y trabajadora no iba a ser fácil, pero que al final lo lograría, porque trabajar jornada reducida o part-time es bastante común en Suiza. De hecho, la mayoría de las madres (y también en muchos casos, los padres) lo hacen. A veces por deseo propio, a veces porque no queda otra solución.

Dos meses después

Estaba sentada en mi nueva oficina. Si, la búsqueda fue mucho más rápida de lo que creía en un principio. Y eso llevó a unos cuantos días de muchos nervios previos a comenzar. Porque a pesar que el deseo de trabajar y lograr un equilibrio entre nuestro hogar y el trabajo son superiores a los problemas que puedan surgir, las dudas me atormentaban (como se que les pasa a muchas de ustedes) ¿cómo íbamos a organizarnos? ¿Que días me tocaría trabajar? ¿Tendría capacidad horaria la guardería? ¿Me acostumbraría a dejar a los dos peques? Estas y muchas otras preguntas nos quitaron el sueño durante unos cuantos días.

En Suiza

la escolaridad obligatoria comienza a los 4 o 5 años, dependiendo del cantón en el que vivas. Por eso, y porque las guarderías tienen una lista de espera larguísima, te recomiendan anotar a tu hijo mientras estas embarazada. Si, LEYERON BIEN, durante el embarazo. Por supuesto, esto lo aprendimos durante el embarazo de Matteo. Así que con Malena ya éramos expertos en el tema. Para asegurarnos la plaza, ella comenzó con 8 meses la guarde. Una vez por semana, todos los lunes. Pero, como estaba claro que iba a suceder, el que iba a convertirse en mi jefe me informó que trabajaría los miércoles y viernes. Y por supuesto, los miércoles la guardería no tenia plaza. Y a todo esto, nos faltaba encontrar solución para Matteo después del jardín. Para los dos días.

Existen las hadas madrinas

Y cuando estaba a punto de darme por vencida y creyendo que no habría otra opción mas que quedarme en casa sin trabajar por un tiempo más, la mamá de un amiguito de Matteo me envía un WhatsApp donde me comenta que a partir de ahora es “Tagesmutter” y que si tengo interés, podría cuidar de mis dos M’s (Malena y Matteo). Si, ya sé, se los prometí. Aquí les cuento quienes son las Tagesmutter.

Tagesmutter (aka Hada Madrina)

Es una persona que cuida de tus hijos mientras trabajas, al igual que cualquier niñera, pero con dos grandes diferencias. Lo hace en su casa (y si, para mí esto era tema tabú y de hecho lo aceptamos, porque, antes que la Tagesmami de nuestros hijos, es la mamá de un amiguito y nos conocemos hace tiempo) y puede cuidar de tus hijos pero también, al mismo tiempo, de otros nenes (que no es nuestros caso). Así que con ella teníamos solución para los miércoles.

¿Y los viernes?

Para los que quieren saber, los viernes Malena va todo el día a la guardería y Matteo desayuna en casa de su Tagesmutter, vuelve a casa a almorzar, donde lo espera una abuela postiza (otro hada madrina nuestra) que lo cuida toda la tarde – a veces- haciendo muffins, a veces jugando al futbol, mirando pelis o yendo a la biblioteca. Esta señora también es quien nos saca muchas veces las papas del fuego. Está siempre lista para ayudarnos. Y no hay palabras de agradecimiento para ello.

Matteo en su primer día de Kindergarten

¿Lo vale?

Sí, claro que lo vale! Quiero que mis hijos crezcan sabiendo que las mujeres y los hombres tenemos los mismos derechos a tener las mismas posibilidades de hacer, de desarrollarnos – personal y profesionalmente, de crecer. Indistintamente de nuestro género. También sé que aun no existe una conciencia conciliadora de respaldo a las madres trabajadoras. Queda mucho por hacer. Pero trabajando y cuidando de ellos es el mejor ejemplo que puedo darles, que puedo transmitirles.

¿Qué si se presentan imprevistos? Sí, claro, a diario, pero que no son motivos para tirar la toalla. Que conciliar es difícil, que se nos exige demasiado, sin lugar a dudas, pero vale la pena intentarlo.

¿Cómo se las arreglan ustedes para conciliar?

Autor: entredinosychupetes

Soy Ana Laura, mamá, Licenciada en Turismo, viajera, conciliadora, apasionada de la lectura y dando mis primeros pasos en la escritura. Se me ocurrió construir este rinconcito para compartir mi aprendizaje a diario cómo (bi)madre lejos de casa, para que hablemos sobre la conciliación, la educación de nuestros peques...pero también sobre nosotras, Mujeres. De como lo intentamos, a diario, desde cualquier lugar del mundo. Te invito a que lo conozcas y formes parte de él.

3 comentarios en “Volver a trabajar me llevó a tener un Máster en Tetris”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s